Utah está evaluando bloquear contenidos pornográficos

Tras algunas polémicas con contenidos pornográficos de chicas francesas denominadas de mature sex y compartidas tanto por adolescentes como personas adultas, el estado de Utah está evaluando la aplicación de una ley que obliga a todos los nuevos teléfonos móviles a bloquear automáticamente los contenidos pornográficos.


La ley Amedida HB72, que está a la espera de ser validada por el gobernador de Utah, Spencer Cox, establece que todos los smartphones y tabletas que se vendan en ese estado a partir del 1 de enero de 2022 tendrán instalado un filtro de contenidos que bloquee automáticamente “los contenidos peligrosos para los menores.” Los adultos tendrán entonces la posibilidad de desactivar este filtro, permitiendo la visualización de contenidos específicos.

El estado de Utah, con legisladores conservadores, está aplicando otras medidas antipornográficas tras declarar que este tipo de contenidos constituían una crisis de salud pública, afirmación a la que siguieron otros 15 estados, recuerda Engadget.

La propuesta es la medida más reciente de Utah contra la pornografía en línea.

Los críticos la califican de intromisión en la libertad de expresión. Los partidarios argumentan que es un paso fundamental para ayudar a los padres a mantener los contenidos explícitos lejos de los niños, que cada vez tienen más dispositivos electrónicos propios y más tiempo en línea durante la pandemia.

El gobernador republicano de Utah, Spencer Cox, no ha dicho si firmará o vetará la medida. Pero incluso si Cox la firma, la medida no entraría en vigor a menos que otros cinco estados promulguen leyes similares.

Los defensores de la medida de los filtros antipornografía recuerdan que la mayoría de los dispositivos ya cuentan con funciones de control parental, pero que muchos usuarios tienen dificultades para activarlas. En el lado de los críticos, se alzan voces diciendo que este tipo de legislación es un ataque a la libertad de expresión y recuerdan que hay temas más urgentes, como la necesidad de mejorar la educación sexual.

La propuesta será evaluada por el gobernador el 25 de marzo, y luego deberá ser aprobada en otros cinco estados. Queda por ver también cómo actuarán los fabricantes de dispositivos tras esta decisión.