Discos de freno para moto: seguridad ante todo

Uno de los mecanismos de seguridad más elementales en una moto es, sin duda alguna, el sistema de frenos. En el artículo de hoy te explicaremos la importancia de los discos de freno para moto, pues la seguridad está ante todo.

Los discos de freno se localizan en las ruedas y giran simultáneamente con ellas. Se necesita dos tipos de materiales al momento de construir los discos: por un lado, los discos de acero utilizados en la gran mayoría de motos de paseo; por otro lado, los discos de carbono que solo se emplean en competiciones como en MotoGP, debido a su costoso precio y a que requiere una alta temperatura para un correcto desempeño.

¿Cómo se clasifican los discos de freno?

  • Exterior: donde existen pastillas que ejercen la fuerza para intentar inmovilizar la moto por fricción.

  • Interior: llamado también araña, une el disco con la rueda.

Debemos comentar que en la unión de los discos con la rueda no es inmóvil, ya que por medio de unas arandelas deja que el disco obtenga cierto juego lateral. Por esta razón se denominan discos flotantes, permite así que se produzca un contacto continuo creando fricciones laterales que se producen al frenar.

Lo que usualmente llama la atención al futuro conductor de motocicletas es la forma de frenar. Posiblemente si el cliente está acostumbrado a la bicicleta, por inercia suele activar el freno trasero, ya que el freno delantero puede bloquearse y provocar una caída.

Necesitamos que el conductor cambie este razonamiento radicalmente a la hora de manejar una moto. La fuerza de frenado se fuerza al tren delantero por eso si prestar atención a cualquier moto notarás que el disco delantero es de mayor tamaño que el trasero.

Al contrario, en la parte trasera, hallamos un sistema de frenado más sencillo con una pinza monopistón y un disco con medidas aproximadas a los 240 mm que nos ayuda de apoyo al frenar. Algunos productores siguen sacando a la venta sus motos con freno de tambor en la parte trasera porque permite fijar un precio más competitivo debido al uso de materiales económicos, de menor calidad.

¿Cuándo se debe cambiar los discos de freno?

La respuesta a esta pregunta va a depender del tipo de motociclista al que nos dirijamos. Si utiliza su moto habitualmente para moverse por la ciudad, debe estar frenando a cada momento por el tránsito y los semáforos, esto produce un apresurado desgaste de las pastillas de frenos que acaba dañando a los discos. Por el contrario, si solo la emplea para los fines de semana, se extiende el kilometraje necesario al momento de cambiarlos.

El primordial consejo que se debe aportar es el de mantener al día el mantenimiento de las pastillas con diversos productos de limpieza como por ejemplo disolventes en aerosol que permitan limpiar y remover cualquier tipo de suciedad y polvo de los discos.

De esta manera, es muy posible que no se tengan que sustituir los discos de freno, a no ser que se origine un sobrecalentamiento que logre doblar los discos. En este caso, se observará que cada momento que se realice una frenada el manillar temblará y por ello deberemos recomendar sustituir los discos o llevarlos a un mecánico para que los intente rectificar.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*