Cómo solucionar el problema de la incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es una de las enfermedades que causan sufrimiento físico y psicológico, pues además de las dolencias físicas pertinentes, genera malestar social. En este sentido, el paciente es quien por vergüenza comienza a limitar su vida social y su autoestima también se ve afectada significativamente.

La incontinencia urinaria es una patología que se caracteriza por la incapacidad de controlar la orina en la vejiga y la misma sale, de manera involuntaria, a través de la uretra. La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que la incontinencia urinaria se caracteriza porque el paciente experimenta la pérdida involuntaria de orina, lo cual condiciona un problema higiénico además de social si no se utilizan los tena pants.

¿Cuántas clases de incontinencias urinarias existen?

Existen diferentes clases de continencia urinaria entre las que se destacan las siguientes:

  • Incontinencia urinaria de urgencia (IUU). Sucede cuando el paciente sufre una pérdida involuntaria de orina al sentir la urgencia de orinar.

  • Incontinencia urinaria por esfuerzo (IUE). Se trata de la pérdida involuntaria de orina, la cual está asociada a un esfuerzo físico como reír, saltar o bien levantar un objeto pesado o cualquier actividad que provoque un aumento de la presión abdominal.

  • Incontinencia urinaria mixta (IUM). La IUM acontece en diversas circunstancias, como en una urgencia o bien durante un esfuerzo físico.

  • Enuresis nocturna. Durante la noche el paciente tiene pérdidas involuntarias de orina mientras duerme.

  • Incontinencia urinaria por rebosamiento. Se produce un goteo de la uretra, el cual está asociado a una sobredistensión vesical.

  • Incontinencia urinaria transitoria. Este tipo de incontinencia surge por un corto período de tiempo y es la consecuencia de otras patologías.

  • Incontinencia urinaria funcional. Dicha patología está asociada en casos de deterioro cognitivo o bien en individuos con escasa movilidad.

  • Incontinencia urinaria establecida. Se considera como incontinencia urinaria establecida cuando luego de las cuatro semanas de su padecimiento, se vuelve crónica a lo largo del tiempo.

Factores de riesgo para sufrir de incontinencia urinaria

Uno de los factores de riesgo de sufrir de incontinencia urinaria es la vejez. Precisamente, durante la edad adulta o la tercera edad, el individuo está expuesto a padecer diferentes tipos de patologías mixtas, las cuales son difíciles de curar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que el modo de envejecimiento de una persona está íntimamente relacionado con el estilo de vida que tuvo desde su gestación e incluso el medio ambiente en dónde creció.

Lo ideal es cuidar de manera integral el estado de salud, a través de la actividad física periódica, la correcta alimentación y además de realizar controles asiduos con el médico, quien tratará las patologías existentes de la manera correcta y durante el tiempo que sea necesario.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*